Saltar al contenido
Cosmética Natural Silvia

DESINFECTANTE DE MANOS VIRICIDA

Desinfectante de manos casero con efecto viricida y por tanto capaz de eliminar el virus covid-19 de nuestras manos.
Desinfectante de manos casero viricida.

Hoy voy a enseñaros a realizar un desinfectante de manos casero sin aloe vera efectivo contra el coronavirus, ya que es antivírico, para que lo llevéis en el bolso o lo tengáis para esos sitios donde no disponéis de agua y jabón. Además como no podía ser de otra manera nuestro desinfectante de manos en espray será natural 100 %. Y aunque os propondré una fórmula sin aloe vera, también os explicaré la receta con aloe vera. Es bueno saber hacerlo porque nos encontramos con un desabastecimiento total de este producto debido al problema que ha provocado la propagación del coronavirus llamado Covid-19.

Debéis saber que lo mejor es frotarse las manos con agua y jabón al menos durante 20 segundos, sin olvidar darse bien entre los dedos, no hay que lavarse las manos con prisa, y que el uso del desinfectante es aconsejado para aquellos sitios en que no disponemos de agua y jabón.

Aquí encontrarás la siguiente información:

  • 1.- Forma de aplicación de un desinfectante de manos.
  • 2.-¿Qué no debe faltar en un desinfectante para que sea eficaz contra la propagación del coronavirus?
  • 3.- Ingredientes de nuestra receta.
  • 4.- Principales propiedades de los ingredientes de nuestra receta.
  • 5.- Posibles sustitutos de estos ingredientes que son también eficaces.
  • 6.- Elaboración de nuestro desinfectante de manos.

1.- Forma de aplicación de un desinfectante de manos.

Aplicando espray antibacterial casero
Aplicando desinfectante de manos casero.

La forma de aplicar un desinfectante de manos es muy fácil, simplemente debes frotar bien con el desinfectante las manos como cuando te las lavas con agua y jabón ( pero en este caso es sin necesidad de agua y no formará espuma), sin olvidarnos de darnos entre los dedos. Y es muy importante que frotes entre las manos y dedos hasta que se seque en tus propias manos para que tenga eficacia.

Además debes saber que tiene eficacia si las manos no están muy sucias, porque si están llenas de grasa o sucias habría que lavarse con agua y jabón porque hay estudios que demuestran que en estos casos no son muy eficaces.

Y puedes hacerlo siempre que lo necesites, aunque debes saber que si lo usas en exceso, al igual que si te lavas con agua y jabón las manos en exceso puedes alterar la flora de la piel. Esta consideración adquiere más relevancia cuando se tiene la piel sensible o seca, por lo que si haces un uso muy continuado de este producto, o te lavas muchas veces las manos se aconseja usar una crema hidratante para las manos.

2.-¿Qué no debe faltar en un desinfectante para que sea eficaz contra la propagación del coronavirus?

El único y principal ingrediente de un desinfectante de manos, que además es el único insustituible es el alcohol. Pero debemos tener en cuenta varias consideraciones con respecto al alcohol a la hora de elaborar nuestra receta de desinfectante viricida.

La primera consideración es que aunque en el bote de alcohol que compremos vengan los milimetros que contiene yo aconsejo siempre pesar exactamente la cantidad que vamos a utilizar, porque el alcohol tiende a evaporarse, y yo he comprobado que los botes de alcohol no siempre traen toda la cantidad que especifican.

La segunda consideración es que debe de tratarse de alcohol de 96º (ó alcohol de farmacia). Es importante que sea alcohol de 96º para que tenga un mayor espectro de eficacia viricida y nos cubra frente a la mayoría de los virus, dado que el coronavirus Covid-19 es un virus, de ahí que necesitemos que tenga eficacia viricida.

Aunque hay voces que aconsejan preferiblemente el alcohol de 70º, yo me inclino por utilizar el de 96º dado que es el que aconseja la OMS (Organización Mundial de la Salud), y esto para mí es un argumento de peso.

Además según comenta Mar Sieira en la vanguardia.com, farmaceútica y fundadora de la firma de cuidado de la piel Sarah Becquer: «El alcohol al70% es rápidamente bactericida, tuberculicida, fungicida y viricida, incluyendo a CMV, VIH, y VHB, pero no actúa sobre esporas”. Es decir, que si el gel solo contiene alcohol, no eliminará los virus sino la bacterias. Para que actúe contra los virus debe contener etanol. “El etanol tiene una actividad virucida más fuerte y más amplia en comparación con otro tipo de alcoholes como los propanoles. El espectro de la actividad virucida del etanol al 95%, sin embargo, cubre la mayoría de los virus clínicamente relevantes.” , (esta opinión ha salido publicada en la vanguardia.com y se puede ver a través del siguiente enlace: https://www.lavanguardia.com/de-moda/belleza/20200310/474049074685/coronavirus-gel-desinfectante-comprar-bacterias.html)

Además para que desinfecte de manera óptima debe tener un mínimo de un 60% de alcohol, pudiendo variar el rango entre 60% y 90%, obviamente a mayor cantidad mayor nivel de desinfección. Pero hay que tener cuidado porque a mayor cantidad de alcohol también nos produce en las manos una mayor sequedad y más probabilidad de que nos produzca dermatitis debido a la fuerza del alcohol. Por ello no es recomendable usar el mayor rango del 90%, lo recomendable es usar una fórmula sobre el 80 % de alcohol, que es la proporción que también recomienda la OMS, siendo una proporción que ya es bastante elevada y tiene mucha fuerza. Eso sí, se puede subir hasta el 80% si le añadimos glicerina ó algún producto humectante que nos ayude contra la sequedad de las manos, si sólo le añadimos agua al 75% sería la máxima proporción de alcohol a utilizar.

3.- Ingredientes de nuestra receta.

Vamos a elaborar un desinfectante de manos casero sin aloe vera y efectivo contra el coronavirus de 500 ml, para no tener que estar haciendo a cada instante, y para esta cantidad mi receta es (si se quiere hacer un litro multiplicar por dos todas las cantidades de los ingredientes, ó dividir por dos en caso de necesitar 250 ml, y así sucesivamente):

  • Alcohol de farmacia DE 96º, 400 grs. (como véis es el 80%).
  • Agua oxigenada, 20 grs
  • Glicerina líquida, 25 grs.
  • Agua de rosas, 50 grs.
  • Aceite esencial de lavanda, 100 gotas.

4.- Principales propiedades de los ingredientes de nuestra receta.

El alcohol de farmacia lo utilizamos como viricida (eliminar virus y la propagación de éstos) para nuestras manos, y a la vez como conservante para el producto que estamos elaborando.

El agua oxigenada sirve y cito literalmente lo que dice la OMS : «para desinfectar las esporas bacterianas contaminantes de la solución, y no es una sustancia activa para la asepsia de las manos» ó para desactivar también las posibles esporas bacterianas del recipiente donde lo vamos a guardar.

La glicerina líquida la usamos por su función de humectante o hidratante, para contrarrestar la posible sequedad que nos pueda ocasionar el uso del alcohol.

El agua de rosas tiene múltiples beneficios para nuestra piel de las manos, entre los que destacaremos su capacidad para mejorar la elasticidad y recuperación de la piel, influyendo en los niveles de colágeno. Además regula la producción de grasa, por lo que viene bien tanto a pieles secas como grasas. Es perfecta para pieles con acné o rosácea, ya que atenúa la rojez y calma la piel, dado que es cicatrizante. Y por si todo esto fuese poco también es una estupenda hidratante y antibacteriana.

El aceite esencial de lavanda además del aroma nos aporta muchísimas propiedades, pero para hablar de todas ellas merece un post a parte, destacaremos su efecto antiséptico, antibacteriano, calmante, cicatrizante, etc. Si queréis saber más sobre las bondades de éste aceite esencial os recomiendo la lectura de este post: https://www.cosmeticanaturalsilvia.site/propiedades-del-aceite-esencial-de-lavanda/

5.- Posibles sustitutos de estos ingredientes que son también eficaces.

Como ya hemos comentado anteriormente el único ingrediente insustituible es el alcohol.

El agua oxigenada, aunque no es imprescindible, dado que no tiene la función de desinfectar las manos, también es muy recomendable por los motivos expuestos anteriormente en el apartado de propiedades de los ingredientes.

El resto de ingredientes tienen principalmente la función de contrarrestar los efectos de sequedad y posible irritación del alcohol en nuestras manos, sin que a su vez contrarresten los efectos de desinfección. Por eso son perfectamente sustituibles por cualquier ingrediente que facilite estas funciones, por lo que vamos a proponer distintas formas de sustituirlo para que tengáis mas opciones.

Por ello se ha extendido mucho una fórmula en la que a parte del alcohol, el resto de ingredientes lo reducen a uno, que es el aloe vera, fórmula perfectamente eficaz, pero que está dando como consecuencia el agotamiento del aloe vera en muchos lugares, por eso en mi receta yo he propuesto otras alternativas. Además para que esta fórmula sea eficaz hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones:

Pencas de aloe vera.
Aloe vera.
  1. Que si es comprado se trate de aloe vera puro, ó al menos la mayor parte sea aloe vera. Eso se comprueba viendo la lista de ingredientes, y están obligados por ley a poner primero el ingredediente del que contenga más cantidad, y así sucesivamente. Así que el aloe vera debería de estar el primero de la lista de ingredientes, y lo ideal es que además de aloe sólo contenga el conservante.
  2. Que si es de fabricación casera para que el aloe vera conserve sus propiedades y por tanto sea efectivo, a su vez debemos considerar lo siguiente:
  • La planta de aloe vera donde cogemos las pencas (hojas del aloe vera) debe tener al menos tres años para que ya tenga todas sus propiedades.
  • Debe tratarse de una planta de cultivo ecológico, libre de pesticidas y productos que pueden ser dañinos al aplicarlos en nuestra piel.
  • Previamente debemos meter las pencas a utilizar en agua durante veinticuatro horas, cortando previamente el filito de los lados donde están los pinchos, y cambiarle el agua cuatro o cinco veces. Esto se hace para quitarle la aloína, que es esa sustancia amarilla y viscosa que sale de la penca u hoja del aloe vera cuando la cortamos. Debemos quitarle la aloína porque es tóxica para muchas personas, produciéndole efectos adversos, así que se la quitamos y nos quedamos únicamente con la parte que sí es buena y tiene muchas propiedades.
  • Desde que recolectamos las pencas del aloe vera hasta que realizamos nuestro desinfectante no debe pasar más de tres días, puesto que el aloe vera sin conservante pierde todas sus propiedades en este periodo. E incluso podría empezar ya a desarrollar hongos y bacterias, que aunque no sean visibles nos pueden crear un serio problema. Por ello una vez extraída la aloína y si no vamos a utilizar el gel de aloe vera debemos meterlo en el refrigerador si lo vamos a usar en los dos días siguientes; pero si vamos a tardar más debemos meterlo en el congelador donde sí se mantiene ya por mucho tiempo.

Si aparte del alcohol no tenemos más ingredientes, también podemos añadirle el resto de la fórmula con agua, respetando las proporciones de alcohol que aconsejamos anteriormente. Y sabiendo que dede ser agua destilada o agua hervida y después enfriada. No se aconseja el uso del agua del grifo directamente, porque para que sea potable se le añade cloro y algunos ingredientes que pueden reaccionar cuando lo usamos en nuestras fórmulas de recetas, por ello se aconseja el uso del agua destilada, y si no se tiene agua destilada agua del grifo hervida para quitarle estos ingredientes añadidos. Es importante que después de hervida la dejemos enfriar antes de añadir de lo contrario con el calor podríamos hacer que se evapore el alcohol, y por lo tanto estaríamos alterando las proporciones de nuestra fórmula.

La glicerina se puede sustituir por aloe vera (de hecho el resto de la fórmula puede estar compuesta de aloe vera),y si no poseemos ninguno de estos dos ingredientes podemos añadir agua destilada o hervida pero bajando la proporción de alcohol, como indicamos anteriormente.

El agua de rosas también se puede sustituir por otras aguas florales que tienen muchas propiedades para las manos como el agua de lavanda o el agua de hamamelis. En caso de no poseer estas aguas florales, se puede sustituir por aloe de vera, ó por agua destilada o hervida.

Y el aceite esencial de lavanda se puede sustituir por otros aceites esenciales que tengan también como el aceite de lavanda poder antibacteriano para reforzar nuestra fórmula, tales como el aceite esencial del árbol de té, el de limón, el de naranja, y el de eucalipto. Para el caso de que no poseamos ningún aceite esencial de los indicados, añadiremos 5 grs, más del agua floral que utilicemos, ó del aloe de vera (en caso de no usar aguas florales), y en última instancia si no poseemos nada de lo anterior, de agua destilada o hervida.

6.- Elaboración de nuestro desinfectante de manos.

Erróneamente pensamos que cuando limpiamos también estamos desinfectando, pero los dos procesos conllevan resultados diferentes. También consideramos que un lugar u objeto esta limpio, cuando no encontramos suciedad visible. Pero esta higiene es superficial ya que a simple vista no podemos detectar los gérmenes y bacterias que hay a nuestro alrededor.

¿Qué diferencia hay entre limpiar y desinfectar?

Limpiar implica quitar gérmenes y suciedad de superficies u objetos. Este proceso no elimina por completo los gérmenes, disminuye la cantidad y el riesgo de propagar la enfermedad.

Desinfectar implica eliminar los microorganismos nocivos y evitar su desarrollo. Este proceso no limpia necesariamente superficies sucias, pero al destruir gérmenes se disminuye considerablemente el riesgo de propagar enfermedad o infecciones.

Por tanto es de vital importancia, antes de hacer cualquier formulación limpiar y desinfectar o esterilizar todos los utensilios, la encimera y nuestras manos. De lo contrario anque hiciésemos una receta correcta podría estar llena de microorganismos nocivos que nos creasen un serio problema en las manos. Así que éste será nuestro primer paso:

1.- Primero lavarse bien las manos y desinfectar todo los utensilios que vayamos a utilizar, incluído el tarro donde envasaremos y la encimera (para ello los lavaremos bien con agua y jabón, luego los rociamos con alcohol y dejaremos evaporar este alcohol). Una vez evaporado y seco todos los utensilios ya podremos empezar con la elaboración.

2.- Medimos todas las cantidades de nuestra receta, y es tan fácil como irlos añadiendo todos en un recipiente, y una vez añadidos todos agitamos bien para que se produzca una perfecta integración.

Añadiendo el agua oxigenada en el recipiente donde está el alcohol.
Añadiendo agua oxigenada.
Añadiendo las 100 gotas de aceite esencial de lavanda a nuestro espray desinfectante de manos.
Añadiendo el aceite esencial de lavanda.
Agitando todos los ingredientes de nuestro desinfectante de manos viricida para que se integren bien.
Agitando todos los ingredientes de nuestro desinfectante de manos viricida.

3.- Una vez todos integrados lo envasaremos el el tarro/s escogido/s, y después de 72 horas que debemos de dejar actuar el agua oxigenada por si hubiese alguna espora bacteriana contaminante en nuestra solución ó en nuestro tarro lo inactive, ya podríamos utilizarlo.

Desinfectante de manos casero en espray una vez terminado y envasado.
Desinfectante de mano en espray casero ya terminado y envasado.

Tendrá una caducidad apróximada de 6 meses desde su fecha de elaboración, dependiendo de las condiciones en las que lo conservemos. Tendrá una mayor perdurabilidad si se envasa en un tarro opaco que lo preserve de la luz, ó se guarda en un lugar oscuro. Se aconseja también tener el tapón bien cerrado cuando no se use dado que el alcohol tiende a evaporarse.

Espero que con la información proporcionada ayude a elaborar no sólo esta receta sino cualquier otra de desinfectante de manos virucida de vuestra preferencia, teniendo los conocimientos adecuados para saber qué es eficaz y en qué proporciones debemos añadir los ingredientes.

Espero que os haya gustado, y si os animáis a realizarla me contéis abajo en comentarios vuestras impresiones, ó incluso me contéis qué recetas usáis.

Settings