Saltar al contenido
Cosmética Natural Silvia

BENEFICIOS de la COSMÉTICA NATURAL para el cuerpo

Índice

  • 1.- Introducción
  • 2.- Relación de nuestra piel con la cosmética
  • 3.- Estudios al respecto
  • 4.- Certificación
  • 5.- Lista de ingredientes a evitar
  • 6.- Conclusión

1.- Introducción

Primero te sugiero que te preguntes en primera persona ¿que pretendo yo conseguir cuando uso productos cosméticos?. La respuesta a esta pregunta probablemente sea variada en función si hablamos de productos cosméticos más enfocados a la higiene (champú, gel de baño, pasta de dientes..) normalmente lo que se busca es limpiar el cabello, la piel, los dientes,etc; ó si hablamos de cosméticos más enfocados a la belleza (cremas antiarrugas, maquillajes…), en los que se suele buscar mejorar la apariencia o embellecernos. Pero ¿y si yo te digo que echándonos muchos de estos productos de cosmética convencional no sólo no conseguimos todo lo que nos prometen en su agresiva publicidad, sino que además podemos contraer enfermedades de la piel, del cabello o incluso de otros órganos de nuestro cuerpo?, ¿qué pensarías ahora?

Te preguntarás ¿Cómo es esto posible? O incluso dirás ¡Venga ya eso no puede ser!

Pues bien, dicen que el movimiento se demuestra andando, así que te voy a explicar cuando un producto cosmético te puede perjudicar, y además lo vamos a constatar con estudios al respecto, para que así sepas qué tipo de cosmética usar, si la convencional o la natural, y así responderemos a la pregunta de que tipo de personas deben usar cosmética natural y que beneficios le aportaría su uso.

2.- Relación de nuestra piel con la cosmética

Para empezar debes saber que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, y que es muy absorbente, ya que más de la mitad de los productos que aplicamos en nuestra piel el cuerpo los absorbe, pasando al torrente sanquíneo. Además todo lo que sucede en el interior de nuestro cuerpo (cambios metabólicos, stress, nerviosismo, desajustes hormonales, intoxicaciones, incluso el agotamiento físico) puede manifestarse en nuestra piel.

Por todo ello es importante saber que ponemos en nuestra piel, porque puede influir en nuestra salud, y no guiarnos como en la mayoría de los casos por un olor bonito, o un embalaje llamativo, ya que todo esto lo estudian las grandes marcas de cosmética para atraernos a comprarlos sin ni tan siquiera leamos los ingredientes, ni sepamos que es lo que nos estamos aplicando.

3.- Estudios al respecto

Debes saber también que algunas sustancias químicas al no ser reconocidas por nuestro cuerpo se van acumulando, y pueden causar desde reacciones alérgicas, daños endocrinos, cerebrales, daños a futuros bebés, o incluso formar cuerpos cancerígenos. Sobre esto hay varias investigaciones, entre las que podemos citar:

  • Hay un estudio sobre los Ftalatos de la Universidad de Rochester (Estados Unidos), que nos dice que la exposición a estas sustancias está también ligada a un elevado riesgo de anomalías genitales en bebes varones.
  • En un estudio sobre la diethanolamine (DEA) el doctor Samuel Epstin llega a la conclusión que, aplicada en repetidas ocasiones sobre la piel de ratas, hace aumentar exponencialmente la incidencia de cánceres de hígado y de riñón. Estas afirmaciones son corroboradas por John Bally (supervisor de la División de Cosméticos de la Food and Drugs Administration o FDA, que es la agencia del medicamento estadounidense), al reconocer que diversos estudios han establecido el riesgo que implica una exposición continua a ella, especialmente en el caso de los niños.
  • La Revista Americana de Epidemiología publicó en 1997 que el uso del talco a largo plazo en la zona genital hace que el riesgo de padecer cáncer de ovarios aumente hasta un 60%.
  • La Oganización Mundial de la Salud, en un estudio realizado sobre la relación entre el aluminio y el alzheimer, ha encontrado que en las autopsias realizadas a pacientes con dicha enfermedad había grandes cantidades de aluminio en sus cerebros. Y se ha descubierto que el aluminio puede unirse al ADN y modificar su estructura, además de alterar la actividad de sus genes. Se sabe también que su absorción puede producirse tanto vía oral como por la piel.
  • Y estos son sólo algunos de los muchos estudios constatados, sobre sustancias que lleva la cosmética convencional, y que sorprendentemente está permitido legalmente. Por ello, en el apartado número cinco llamado lista de ingredientes a evitar, menciono no todos, pero sí los más usados de los perjudiciales ingredientes de la cosmética convencional, para que puedas evitarlos.

4.- Certificación

Como desafortunadamente muchas marcas ponen en sus productos que son Bio ó Naturales sin ser esto cierto, es importante que esté certificada, para que así tengamos la certeza de que es verdad.

También se puede contrastar en la siguiente página web si cunple los requisitos para ser clasificada como ingredientes ecológicos y si lleva ingredientes no deseados: https://www.ewg.org/skindeep/

Además como hay muchos ingredientes y muchas siglas de ingredientes, ante las dudas, puedes connsultar también esta web que te habla de los ingredientes y de cómo están considerados en el mundo de la cosmética: http://www.cosmeticsinfo.org/index,php

Considero muy útil para el móvil la aplicación «Inci Beauty», que es gratuita y funciona escaneando el código de barras ó metiéndolo por el nombre del producto, e inmediatamente el programa lo introducirá en su base de datos y buscará coincidencias para ofrecer toda la información del producto, y te dice de cada uno de sus ingredientes si es saludable o no según un código de color que va desde el verde al rojo..

5.-Lista de ingredientes a evitar:

  • Aluminio: principalmente utilizado en los desodorantes (y ello conlleva un efecto antitranspirante que produce problemas de salud) . Se relaciona el aluminio con enfermedades como el alzheimer, enfermedades del sistema nervioso, o con el cáncer de mama.
  • Mercurio: Es un metal pesado de alta toxicidad que se usa en cosmética como conservante y antiséptico, y es conocido por dañar la función cerebral. Lo solemos encontrar en productos de maquillaje y desmaquillante de ojos, siempre que su concentración máxima sea del 0.007 %. Suele aparecer con la denominación de tiosalicilato de etilmercurio.
  • Talco: Sustancia muy similar al asbesto o amianto, elemento conocido por provocar cáncer (sobretodo de pulmóm). Además se sabe que tapa los poros de la piel, con las consecuencias nefastas que esto comporta. Se suele encontrar en maquillajes, polvos para los bebés, ó para lubricar condones.
  • Colorantes: Se ha demostrado,en animales, que muchos de los colorantes sintéticos usados en cosmética son altamente cancerígenos y alteran las moléculas de ADN. Por eso se debe usar colorantes naturales.
  • Solventes: Es una sustancia derivada del petróleo, y se suele encontrar en tintes de pelo, cremas, exfoliadores, espumas de afeitar, o colonias entre otros cosméticos. Muchos estudios relacionan los solventes con el aumento de la incidencia de cáncer.
  • Diethanolamina (DEA)/Trietanolamina: Son bases detergentes y espesantes de los cosméticos, y son compuestos sintéticos elaborados a base de amoniacos y óxido de etileno. Se suele utilizar en muchas cremas, espumas de afeitar, champús ó jabones. En ellos suele encontarse nitrosaminas, que es un compuesto potencialmente cancerígeno. También pueden causar dermatitis.
  • Lauril Sulfato de Sodio (SLS): Es un agente espumante. El SLS y el SLES son ésteres del ácido sulfúrico, y provocan irritación en la piel y en los ojos. También puede retrasar la cicatrización, causar cataratas en adultos, evitar que los ojos de los niños se desarrollen correctamente, corroer los folículos pilosos y alterar la capacidad de crecimiento del cabello. Se encuentra en los cosméticos que hacen espuma como champú, gel de baño, jabón de manos, pasta de dientes, etc.
  • Mineral Oil/ Parafinum/ Petrolatum: Es un aceite muy fuerte derivado del petróleo cuya función es como agente antibacteriano, y proporcionando una mejor textura y sensación a la crema al ponerla sobre la piel. Se usa porque es muy barato, pero es muy dañino, ya que puede causar alergias, obstruye los poros impidiendo la respiración de las células y extraen la humedad de la piel, dando sensación de hidratada pero cuando dejas de usarla ves que la piel está muy seca y acabas adicta a él. Entre otras cosas impide eliminar toxinas a través de la piel, creando así innumerables problemas a la piel como por ejemplo acné, irritaciones, rojeces, envejecimiento prematuro, etc. También incapacita a la piel para cumplir con sus funciones de defensa, y además puede decolorar la piel. Se encuentra entre otros cosméticos en el aceite de bebé, bálsamo labial, lápiz labial, cremas hidratantes, geles de baño, etc.
  • Polyethylenglycol (PEGs): Son emulgentes, que unen agua y grasa, o detergentes. En sí mismas no son tóxicas, pero hacen la piel más receptiva a otras sustancias, dado que eliminan el factor protector natural de la piel, quedando el sistema inmune más expuesto, lo cual es bueno si el resto de ingredientes son sanos y orgánicos, pero esto no suele ser así en la cosmética tradicional, por lo que es mejor evitarlos. Son también denominados glicol polietileno, y suelen aparecer con las siglas PEG seguidas de un número, ó también con eth al final como steareth, ceteareth, ó sodium laureth sulfate.
  • Parabenos: Son conservantes sintéticos que se usan en comida y cosmética. La cosmética tradicional los suele usar por causas económicas. Los parabenos son, sobretodo, eficaces frente a hongos y levaduras, pero también frente a bacterias. Éstos pueden ser alergénicos y tóxicos y se les ha asociado mucho con irritaciones en la piel, la aparición de ezcemas, rosácea, o incluso con cáncer, dado que pueden imitar el comportamiento de los estrógenos y favorecer el crecimiento de tumores, como el cáncer de mama. Hay estudios que afirman que el metilparabeno aplicado sobre la piel reacciona con UVB provocando un mayor envejecimiento de la piel y daños en el ADN.
  • Dodecilsulfato sódico (SDS o NaDS): Es un detergente común que se encuentra en cientos de productos como champús, pasta de dientes, o cremas. Tiene un fuerte desengrasante que puede irritar y secar la piel y el pelo, así como causar inflamación y rotura de la epidermis. La American Cancer Society negó que el SDS fuera cancerígeno y apuntó que sí es irritante, la sustancia es peligrosa únicamente en concentraciones más altas de las empleadas en los cosméticos.
  • Phenol y Phenyl: Son sustancias muy potentes en cuanto a su capacidad de desinfección, por lo que se usan en medicina como desinfectantes, y se usa en cosmética como conservantes. El phenol ó fenol es un alcohol que se produce mediante la oxidación parcial del benceno, por lo que lo convierte en un ingrediente tóxico, que puede afectar al sistema nervioso central, al hígado, al corazón, al riñón, y a la piel. Puede aparecer bajo los nombres de nitropheno, phenolphthalein o chlorophenol. El phenyl o fenil suele aparecer con la denominación de phenylenediamine sulfate, y éste lo absorbe la piel llegando al torrente sanguíneo y puede causar problemas hepáticos.
  • Fragancias artificiales: Son peligosas porque son bioacumulativas por lo que se sospecha que influyen en el equilibrio hormonal y son sospechosas de causar cáncer. Además son las que más alergias causan, causando también dolores de cabeza, tos, mareos, manchas oscuras en la piel, y pérdidas de concentración. Aparecen bajo muchas denominaciones como acetil hexametil, o tonalide.
  • Ftalatos: Los Ftalatos son sustancias disolventes y suavizantes, usados para hacer los productos más flexibles ó para hacer fragancias que se adhieran a la piel. Normalmente usados en cremas, esmalte de uñas, lacas de pelo, desodorantes y perfumes. El Parlamento Europeo prohibió su uso en la fabricación de juguetes que puedan meterse en la boca y en artículos de puericultura dado que se le relaciona con daños en los sistemas reproductor y endocrino, así como en el aumento de riesgo de padecer asma y cáncer. Por lo que hay seis tipos de ftalatos que no se pueden usar en la fabricación de juguetes, pero sorpendentemente sí puedes encontrarlos en cosméticos, por lo que debes evitarlos, sobretodo los tres primeros: dietilhexiloftalato (DEHP), el dibutilftalato (DBP), el butilbenzilftalato (BBP), el diisodeciloftalato (DIDP), y el dinoctilftalato (DNOP).
  • Triclosán: Se usa como conservante por sus propiedades antibacterianas. Normalmente usado en desodorantes, limpiadores, desinfectantes de manos. Según estudios en animales es un alterador del sistema endocrino o disruptor endocrino, y según otros estudios contribuye al aumento de resistencias bacterianas frente a los antibióticos.
  • Pfenilendiamina: Se emplea por su capacidad para dar color y por eso normalmente es usado en tintes para el cabello. Cada vez existen más casos de dermatitis de contacto por el empleo de esta sustancia.

Hay otros muchos ingredientes nocivos a evitar, pero estos son los más comunes.

Por todo ello es muy importante leer la etiqueta de los productos para ver su composición y detectar si tiene alguno de estos productos nocivos.

6.- Conclusión

Cosmética natural.

Por todo lo expuesto, ya nos encontramos con suficiente información para contestar a las preguntas: ¿Quién debe usar cosmética natural? Y ¿qué beneficios aporta?, y creo que a estas alturas, sin lugar a dudas, a nadie se le escapa la respuesta: TODO EL MUNDO DEBERÍA USAR COSMÉTICA NATURAL, ya que no es algo hecho sólo para un sector, o unos pocos, pero desgraciadamente, debido a la falta de información y a las grandes campañas de marketing de la cosmética comercial, la realidad es que se consume cada vez más cosmética convencional o comercial, en un mundo cada vez más preocupado por la estética y la apariencia, creyendo que usando estos productos van a mejorar, cosa que no sólo no sucede, ó sucede temporalmente, pero a la larga se crean no pocos problemas de salud. Por lo que el mayor BENEFICIO DE LA COSMÉTICA NATURAL ES precisamente CUIDAR NUESTRA SALUD, a través de nuestra piel y nuestro cabello.

Siendo así que yo aconsejo que antes de comprar algo, no nos dejemos llevar por las campañas de publicidad, sino que veamos que ingredientes lleva y cuales serán los efectos sobre nuestra salud, y para ello como hemos visto no hace falta estudiar química, ni nada, ni entender de compuestos, pues por ejemplo con una simple aplicación en el móvil (que ya os mencioné anteriormente), podemos saber si el cosmético en cuestión es bueno o no, para nosotros. Y si no, otra alternativa, es la que ofrezco en mi página web y en mi canal de youtube, que no es otra, que la de fabricarnos nuestros propios cosméticos naturales. No es nada difícil de elaborar, lo haríamos igual que nos hacemos nuestra comida, igual que no hay nada como la comida casera, tampoco va a ver nada como los cosméticos naturales caseros, ya que sabemos a ciencia cierta cuales son sus ingredientes, y además estarían personalizados para nuestro tipo de piel y cabello, aportándonos así múltiples beneficios.

Además de la salud, que es una poderosa razón para usar cosmética natural, también podemos añadir el medio ambiente, ya que al usar este tipo de cosmética se fomentan los cultivos libres de herbicidas y pesticidas (que son los que se usan para elaborar la cosmética natural), y con esto se contribuye al medio ambiente porque las plantas orgánicas producen menos dióxido de carbono y menos residuos.

Quisiera También aclarar, que no estoy en contra de la tecnología e investigación, es decir, hay numerosos avances en todos los sectores, indudablemente también en el sector de la cosmética, y aunque está demostrado que la piel y el cabello acepta mejor un producto natural; si hay un producto sintético, elaborado ó perfeccionado en el laboratorio, que es beneficioso para nosotros, estoy totalmente a favor, ya que no soy nada extremista.

Lo que no entiendo es cómo se permite la venta de productos cosméticos engañosos con los fines que nos prometen, y lo que es peor aún, perjudiciales para nuestra salud, y es por ello que recomiendo que la gente se informe y compre productos cosméticos, por lo menos, respetuosos con su piel y con su cabello, y ofrezco la alternativa a elaborarlos en casa, enseñandoos a elaborarlos de una manera fácil y sencilla. Parece ser que la razón de esta permisividad para vender productos con tóxicos se basa en que la seguridad de las sustancias se evalúa considerando que no sobrepase unas concentraciones máximas un mismo ingrediente en un solo producto, pero no evalúan que una misma persona puede utilizar en un mismo día muchos productos con ese mismo ingrediente, por lo que estaría expuesto a ese ingrediente a unas cantidades muy superiores. Este hecho se agrava aún más porque como hemos visto hay ingredientes que sobrepasando unas cantidades máximas permitidas, son probados cancerígenos y disruptores endocrinos, por lo que no hay ya pocas voces que están dando la voz de alarma y solicitando a las autoridades pertinentes un método distinto de evaluar los ingredientes cosméticos que sea de verdad eficaz.

Estoy segura que cuando llevéis un tiempo usando productos totalmente naturales, con la tranquilidad de que no perjudican la salud, y notéis sus indudables beneficios ya no querréis la cosmética convencional.

Espero que toda esta información os sea de utilidad, os espero abajo en comentarios.

Settings